CONOCIENDO A LAS COBAYAS

IMG_8612Las cobayas son animales originarios de  la cordillera Andina: Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia… Esto explica el por qué están más preparadas para el frío y por otro lado, toleran menos el calor. Su abundante pelo,  les protege de las bajas temperaturas, pero no poseen mecanismos de refrigeración, por ello es muy importante cuando las tenemos como animales de compañía, evitar las altas temperaturas ya que pueden sufrir golpes de calor.

Son animales que viven en grupos de unos 10 miembros, lo que les hace sociables entre ellos. Sin embargo, son  algo asustadizos con las personas hasta que las conocen, entonces se muestran tranquilos, cariñosos y confiados.

Cerca de ellos, debemos evitar ruidos fuertes o movimientos brucos  ya que en la naturaleza tienen muchos depredadores y por ello presentan gran facilidad a estresarse. Cuando los manipulemos, debemos hacerlo en calma, dándole seguridad, para que podamos lograr la sociabilización con nosotros.

Debemos igualmente sacarlos a diario de sus habitáculos e interactuar con ellos. Son animales muy adecuados para los niños, ya que éstos adquieren responsabilidad con sus cuidados, la manipulación es sencilla y el juego diario beneficia a ambos. Son animales que raramente muerden o arañan, de modo que no suelen causar daños, pero tenemos que tener en cuenta que necesitan estabilidad y seguridad cuando esté en las manos de los más pequeños  sobre todo, para evitarles estrés y caídas desde altura, que pueden producirles algún daño.

Se han identificado más de 10 sonidos diferentes que producen las cobayas para comunicarse: pueden expresar alarma con un sonido fuerte y agudo para alertar al resto de su manada o incluso pueden producir una especie de ronroneo que puede significar que están contentos o que quieren cortejar a una hembra. Las cobayas domésticas también utilizan estos sonidos para comunicarse con nosotros.

Son animales muy inteligentes capaces de identificar diferentes situaciones, por ejemplo: el sonido de la puerta del frigorífico. No dudarán en pedirnos comida con uno de sus sonidos al oírla,  o incluso al oír el ruido de la bolsa de sus vegetales frescos. También pueden decirnos cuándo les molesta algo,  o hacer ruido con sus dientes cuando se enfadan con nosotros.

Las cobayas hembra,  suelen pesar entre 700-900g mientras que los machos pueden alcanzar los 1.200g  cuando son adultos. Alcanzan la madurez sexual entre las 5-10 semanas,  un poco después que las hembras que lo hacen entre las 4-6 semanas.

Es muy importante saber, que si queremos criar con ellas, la hembra deberá tener su primer parto recomendablemente antes de los 6 meses para evitar problemas en el parto. Como mucho,  podemos esperar a los 9 meses, pero después de esta fecha la sínfisis pélvica se cerrará y los problemas dúrante el parto estarán asegurados.

Las cobayas mantienen su 100% de fertilidad hasta los 2-3 años, posteriormente irá decreciendo hasta los 5 años,  donde dejarán de poder criar.

La gestación de las cobayas dura unos 68 días (60-72días). La edad del destete es a las 3 semanas aproximadamente.

Es importante saber que no tienen sangrado en el celo, así que si observamos alguna secreción, debemos acudir rápidamente al veterinario especialista de exóticos.

 

 

Autor: Ana Laura Ros Tafalla.

Veterinaria de Animales Exóticos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *